Maria Montessori

Nació el 31 de agosto de 1870 en Chiaravalle, Italia; en el seno de una familia burguesa y católica. Fue aceptada en la Universidad de Roma, en la Escuela de Medicina; a pesar de que su padre se opuso al principio, se graduó en 1896 como la primera mujer médico en Italia.

Fue miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma.
Participa en dos congresos Internacionales para mujeres: en Berlín en 1896, y en Inglaterra en 1900. Enfatiza las repercusiones que las condiciones de vida tienen sobre la sociedad. En 1898, en un Congreso en Turín expuso la importancia de la educación y atención a niños con deficiencias mentales; planteó la relación entre el abandono infantil y el desarrollo posterior de la delincuencia. Entre 1898 y 1900 trabajó con niños considerados mentalmente perturbados. Se dio cuenta que estos niños tenían potencialidades que aunque estaban disminuidas, podían ser desarrolladas y que eran dignos de una vida mejor sin representar una carga para la sociedad. Aquí decide dedicarse a los niños el resto de su vida.

El 6 de enero de 1907 se inauguró la primera Casa de Niños en San Lorenzo, Roma. En vez de imponerles reglas arbitrarias y llenarles la cabeza de datos, les dejó libre su espíritu. Cuando a los 4 y 5 años aprendían a leer y escribir como un proceso natural, el mundo se conmocionó. Así San Lorenzo dejó se ser un centro de control de niños y se convirtió en un centro de investigación donde se desarrollaba el niño con dignidad, libertad e independencia. Tenían la libertad de ser activos y la responsabilidad de saber como usarla. En 1909 escribe su primer libro El Método de la pedagogía científica. Ahí establece el desarrollo de los materiales, y el fundamento de su método.

En 1912 Alexander Graham Bell invita a Montessori a América y ellos abren la primera casa de los niños en EU. Esta explosión del método Montessori en América termina de forma abrupta cuando el Prof. William Kilpatrick en 1914 escribe un libro en el que declara la teoría Montessori como obsoleta y, con duras críticas, la extermina. En este mismo año escribe La autoeducación en la escuela primaria.

En 1926 se funda la Real Escuela del Método Montessori con el apoyo de Mussolini, las escuelas y los centros de entrenamiento se multiplican en Italia. Empiezan a aparecer también en países como Alemania. Más tarde, Montessori renuncia a la ayuda de Mussolini, que quería adoctrinar a los niños para sus fines bélicos, lo cual es incompatible con la libertad, tan fundamental en su filosofía. Mussolini manda cerrar todas las escuelas, así como Hitler cierra todas, en Alemania. Abandona Italia y se va hacia Barcelona, al iniciar la guerra civil española, se instala en Holanda.

En 1939 es invitada a la India, y se va con su hijo Mario. Al poco, estalla la II Guerra Mundial y se debe quedar ahí. En esta época los ingleses dominaban la India y, aunque le permitieron seguir trabajando, no la dejaron salir.

Al finalizar la guerra regresa a Holanda y renueva la propagación de sus ideas. Recibe la Legión de Honor de Francia por su destacada labor en el campo de la educación; también la condecoración Honoris Causa de la Universidad de Amsterdam y es propuesta tres veces para el Nobel de la Paz.

Por haber vivido tres guerras, se cuestionaba sobre el futuro de la humanidad, decía que la “salvación se encuentra en el niño.” Falleció en Holanda en 1952, a los 82 años de edad.